Sana alimentación para controlar la diabetes

Pensamos que la Diabetes se va de vacaciones o pensamos que por una día no pasa nada, es momento de comenzar en enero y enfocarnos en nuestras metas de control y el mejor aliado es el EJERCICIO y una alimentación balanceada.

revertir-la-diabetes-tipo2-hierbas-naturales-plantas

En nuestro país mueren 200 personas a causa de la diabetes diariamente, 13 millones padecen la enfermedad y 60 millones de personas viven con sobrepeso y obesidad. Datos de la Organización Mundial de la Salud.

Y hoy México ya es el país número 1 en personas que padecen diabetes respecto a los países de la OCDE.

Aquí entonces algunas recomendaciones:

. Mantener el peso corporal y mejorar el control de la glucosa en sangre.
. Reducir Presión Arterial para favorecer la circulación sanguínea.

.Para ejercitarse sin problema:
1)Antes de ir hacer ejercicio mídete la glucosa, recuerda que si está por arriba de 250Mg/dl no es recomendable realizar actividad física.
2)Organice su tiempo y considere tiempo para el ejercicio.
3)Realice de 5 a 10 min de calentamiento y estiramiento.
4)Manténgase bien hidratado, prefiera agua simple, evite bebidas endulzadas.
5)Varíe la rutina de la actividad física y lleve un registro, puede usar una agenda, podómetros o aplicaciones para el celular.
7)Si tienes mascota, es el pretexto para empezar a caminar con él.
8)Involucra a tu familia o amigos para practicar un deporte y compartir tiempo juntos.
9)La falta de ejercicio o actividad física contribuye al almacenamiento de grasa abdominal.
10)Prefiera escaleras que el elevador.
11)Si conduce regularmente, estacione su auto un poco retirado de su destino para que pueda dar más pasos
12)Siempre consulte con su médico antes de comenzar con alguna actividad física.

Y para una alimentación balanceada recomendamos:

El plato del Bien Comer, el método del plato es efectivo para controlar la cantidad de alimentos que consume una persona con diabetes. Es muy sencillo, destina la mitad del plato para verduras, una cuarta parte para carbohidratos y otra para proteína magra. No deje de lado su porción de fruta y de líquidos.
Recuerda el control de tu Diabetes se logra con disciplina y perseverancia.

Anuncios

como reconocer las complicaciónes del diabetes

La diabetes es una enfermedad silenciosa y traicionera, pues muchas veces, puede no dar ningún síntoma pero, si no la controlas, poco a poco puede ir dañando distintas partes de tu cuerpo y deteriorando tu salud. Descubre cómo reconocer y evitar las complicaciones asociadas a esta condición.

 

La diabetes es una condición que se caracteriza por elevación en el nivel del azúcar o la glucosa en la sangre que, si no se controla, a largo plazo puede derivar en otros problemas de salud.

 

Con el paso del tiempo, por ejemplo, la diabetes puede provocar problemas del corazón o cardiovasculares (como ataques cardíacos, ataques cerebrovasculares o enfermedad arterial periférica), problemas en los riñones (como falla renal), daño a los nervios, problemas en la piel e infecciones, lesiones en los ojos (retinopatía diabética), problemas digestivos (gastroparesia), disfunción eréctil y dificultades sexuales, tanto en los hombres como en las mujeres, y problemas en las encías.

 

Para que estés prevenido y puedas actuar lo antes posible, he aquí las principales señales de cada uno de estos posibles problemas asociados a la diabetes.

 

  1. Problemas del corazón y cardiovasculares. Incluye los ataques cardíacos. Según la Asociación Americana de la Diabetes, el 65% de los diabéticos muere por alguna enfermedad cardiovascular. Por eso es importante que en la visita con tu médico controles tus niveles de presión arterial, colesterol y triglicéridos. Asimismo, es vital que sepas reconocer los síntomas de un ataque cardíaco, que muchas veces no se toman en cuenta (esto es especialmente cierto en el caso de las mujeres, quienes también deben prestar mucha atención a su corazón).

 

Otro riesgo cardiovascular es el de desarrollar un ataque cerebral vascular o una apoplegía (conocida como stroke en inglés). Los síntomas típicos incluyen:

dbts.png

debilidad repentina en una parte del cuerpo

adormecimiento de un lado de la cara, el brazo o la pierna

dificultad para ver de uno u ambos ojos y

mareos

 

Si tienes 2 o más de estos síntomas o alguien que se encuentra a tu lado los tiene, no pierdas tiempo y llama al servicio de emergencia cuanto antes, cada minuto cuenta.

 

Y en el grupo de enfermedades cardiovasculares, la enfermedad arterial periférica es otra posibilidad debido al bloqueo causado por la ateroesclerosis. Los síntomas de alerta incluyen:

 

Dolor en una o ambas piernas especialmente al caminar o al hacer ejercicio que desaparece en cuestión de unos cuantos minutos después de descansar.

Hormigueo, entumecimiento o sensación de frío en los pies.

Heridas o infecciones en los pies o en las piernas que tienen dificultad para sanar.

 

  1. Problemas en los riñones o insuficiencia renal: El funcionamiento de tu riñón puede verse afectado por la diabetes. Inicialmente, una vez por año, tu médico te hará un análisis de orina con la primera orina de la mañana para chequear que no haya proteína (microalbuminuria). Uno de los síntomas que puede indicar que algo no anda bien con tus riñones es tener los pies, los tobillos o las piernas hinchadas. En casos más avanzados, es necesario controlar el funcionamiento del riñón con análisis de sangre también.

 

  1. Daño en los nervios o neuropatía diabética: Cuando la diabetes causa neuropatía puede haber diferentes síntomas: por un lado, la sensación de dolor puede tardar más en llegar al cerebro (y en los casos extremos nunca llegar), por eso muchas personas se lastiman y no se dan cuenta. Pero también podrías sentir hormigueo, ardor o dolor en algunas partes del cuerpo (por ejemplo, en los pies o piernas) debido a que no funciona bien el sistema nervioso. Por eso, debes controlar continuamente que tu piel no se irrite ni se lastime.

 

  1. Problemas e infecciones de la piel: Además de que puedes lastimarte la piel sin darte cuenta, la elevación de la glucosa en la sangre hace que tu cuerpo se vuelva el lugar ideal para el desarrollo de hongos y bacterias, al mismo tiempo que debilita el sistema de defensas y aumenta las posibilidades de que aparezcan infecciones difíciles de combatir. Por eso, al igual que en el caso de la neuropatía, es importante que revises tu piel y tu cuerpo (en especial los pies) diariamente, que procures prevenir heridas (lesiones) y si las encuentras, que las identifiques y las trates lo antes posible para evitar que se infecten o para que incluso, si ya hay una infección también se trate de inmediato.

 

  1. Complicaciones en los ojos: Tu salud visual es algo que también debes tener más presente si tienes diabetes y, al menos una vez al año, debes visitar a un oftalmólogo (a un médico especializado en los ojos). Muchas veces la retinopatía diabética no da síntomas pero, si se trata a tiempo, se puede prevenir pérdida de la visión. Si ya tenías problemas en la vista antes de que te detectaran la diabetes, los exámenes con el oftalmólogo deben ser al menos dos veces por año.

 

  1. Problemas estomacales o gastroparesia. La gastroparesia se refiere a una complicación que no te permite digerir bien los alimentos debido a un vaciamiento lento del estómago porque los músculos no funcionan bien. Esto puede causar náuseas, vómitos, puede interferir con el control de tu azúcar y tu nutrición. Los cambios en la dieta pueden mejorar esta complicación de la diabetes que desgraciadamente no se puede curar.

 

  1. Disfunción eréctil y otros problemas sexuales, incluso en las mujeres. Esto te podría suceder, y si bien hay algunos medicamentos que podrías utilizar bajo supervisión médica, en estos casos lo que más ayuda si no lo has hecho es: mejorar tu estilo de vida, alimentarte de manera saludable y ejercitar regularmente. Y recuerda: nunca tomes pastillas ni uses medicinas sin consultar con tu médico para evitar otras complicaciones de salud.

10 signos de diabtes que no deberias de olvidar

salud.png

La diabetes es una de las patologías catalogadas como “asesino silencioso” porque se desarrolla sin síntomas contundentes que faciliten el diagnóstico.

Forma parte del grupo de enfermedades metabólicas y se caracteriza por el incremento de los niveles de glucosa en la sangre.

Como consecuencia se disminuye la calidad de vida y aumenta el riesgo de daños cardiovasculares y neurológicos.

Lo más preocupante es que muchos de los individuos que la padecen ignoran las señales de alerta, ya que tienden a confundirse con las de otras dolencias más comunes.

De hecho, se estima que uno de cada tres afectados ni siquiera sabe que la padece, lo cual aumenta el riesgo de complicaciones peligrosas.

Debido a esto es importante conocer cuáles son sus primeras manifestaciones y en qué momento es conveniente consultar al médico para hacer los exámenes pertinentes.

Teniendo en cuenta que muchos desconocen esta información, a continuación queremos revelar sus 10 signos principales.

1. Necesidad frecuente de orinar
Necesidad frecuente de orinar
La micción frecuente puede originarse por una infección del tracto urinario o el consumo excesivo de líquido.

Sin embargo, si ninguna de estas es su causa y aumenta la necesidad de vaciar la vejiga, puede ser un indicio de diabetes.

Esto se debe a que los riñones comienzan a trabajar más para deshacerse del exceso de azúcar a través de la orina.

Ver también: ¿Por qué siempre tengo ganas de orinar?

2. Sensación de sed
Este síntoma tiene una relación con el efecto anterior. Como el organismo pierde más cantidad de líquido, los sistemas tratan de reponerlo y lo manifiestan con la continua sensación de sed.

3. Deseo insaciable de comer
Deseo insaciable de comer
La ansiedad por la comida puede originarse por los dos extremos de los niveles de glucosa en la sangre: la hipoglucemia y la hiperglucemia.

Esto se debe a que las células no obtienen la cantidad adecuada de azúcar, por lo que envían señales al cerebro.

4. Boca seca
El exceso de sequedad en la boca es desagradable y puede ocultar problemas de salud graves. Esta no solo es un indicio de deshidratación, sino que puede estar alertando diabetes tipo 2.

La alteración de la piel crea un cultivo para las bacterias y aumenta el riesgo de problemas en las encías y los dientes.

5. Fatiga
Qué es la fatiga y qué la provoca
El cansancio excesivo o fatiga crónica es un síntoma que no se debe ignorar bajo ninguna circunstancia.

Si bien es normal sentirla tras realizar algún sobresfuerzo físico, esta puede producirse cuando el cuerpo intenta compensar la falta de glucosa en las células.

Esto se agrava un poco más cuando la urgencia de orinar interrumpe las noches de sueño e impide alcanzar el horario adecuado.

6. Problemas de visión
Los ojos son uno de los órganos que más sufren las consecuencias de la diabetes. El azúcar alto cambia la forma de la lente y los ojos, lo que hace que la visión sea más borrosa.

En ocasiones se perciben unos incómodos destellos de luz y la vista se distorsiona.

Lo peor es que, de no controlar la diabetes, puede derivar en la pérdida total de la vista o el desarrollo de enfermedades irreversibles.

7. Infecciones
Puesto que las bacterias, virus y hongos tienen más capacidad de crecer en ambientes con altos índices de glucosa, las infecciones comienzan a ser más comunes.

La cándida vaginal, los hongos cutáneos y las infecciones bacterianas del tracto urinario son síntomas habituales de los pacientes con diabetes.

8. Entumecimiento y hormigueo en las extremidades
hormigueo en las extremidades
Este síntoma se produce por el daño en los nervios que está estrechamente relacionado con la diabetes.

Ambos pueden producirse de forma recurrente y acompañados por una sensación de dolor e inflamación.

Si el problema no se controla a tiempo el daño en los nervios puede ser permanente y ocasionar trastornos de mayor cuidado.

9. Pérdida o aumento de peso sin explicación
La pérdida o aumento de peso inexplicable puede originarse por la incapacidad de utilizar la insulina a causa de la diabetes.

Como esta impide que los niveles de glucosa adecuados lleguen hacia las células, el cuerpo comienza a utilizar las proteínas de los músculos para energizarse.

En otros extremos genera una reacción contraria, aumentando el deseo de comer alimentos azucarados y, por ende, haciendo subir de peso.

Te recomendamos leer: ¿Puede el estreñimiento favorecer el aumento de peso?

10. Dificultad para cicatrizar
Dificultad para cicatrizar
Los daños que se producen en los vasos sanguíneos dificultan que se dé un adecuado proceso de cicatrización y alivio de pequeñas lesiones y cortes.

El exceso de azúcar daña las venas y las arterias, por lo que disminuye su capacidad para transportar la sangre hacia las células que reparan estas alteraciones.

Además de tener en cuenta los signos de alerta citados, es importante recordar que la diabetes tipo 2 se puede prevenir mediante un estilo de vida saludable.

En este sentido es conveniente evitar el exceso de peso, el cigarrillo, el sedentarismo y las dietas basadas en grasas saturadas, azúcares y procesados.