¿Por qué deberías comer más esta Navidad?

Opera Captura de pantalla_2017-12-14_185219_wallpaperscraft.com

Las próximas fiestas serán adornadas con pavo, jamón, guarniciones y bocadillos. Si estás leyendo por ahí, encontrarás un montón de ideas sobre cómo minimizar el efecto en tu cintura, incluyendo:

Primero come en casa.
Empieza con verduras crudas y saciate con zanahorias y apio.
Continúa con verduras con mucha proteína y estarás menos tentado a comer postres azucarados.
Toma mucha agua.
Antes de la fiesta, haz un entrenamiento que incluya algunos levantamientos compuestos con bastante peso o ejercicios de cardio de cuerpo completo de modo de preparar los músculos para absorber todas las calorías que te esperan en las fiestas.
Todas estas son formas perfectamente válidas para controlar el consumo de calorías, pero te ruego que no las tomes demasiado en serio. Si hay dos cosas que el cuerpo en recuperación realmente ama, son carbohidratos y proteínas. Entre ellos, la insulina y la leucina (un aminoácido de cadena ramificada que se encuentra particularmente en las carnes más oscuras) coordinan la iniciación de la síntesis de proteínas musculares después del ejercicio. Los estudios han demostrado que los alimentos altos en calorías estimulan la hormona tiroidea (T3), la testosterona y la tasa metabólica, particularmente en personas muy activas que se equivocan por el lado de la restricción calórica (que incluye a mucho de nosotros). Unos pocos días de mayor ingesta de calorías y carbohidratos, por lo tanto, ayudarán a tu fuerza de largo plazo, a las metas de pérdida de grasa, y a la recuperación.

Por lo tanto, se podría incluso decir que un poco de indulgencia festiva es importante para todos los que se ejercitan con frecuencia, independientemente de su deporte.

Duerme
¿Sabes lo que tu cuerpo realmente quiere después de tus proteínas y carbohidratos? Dormir. El sueño es esencial para la plena recuperación y adaptación después del ejercicio. Se ha demostrado que la privación del sueño (incluso cinco horas de sueño por noche) aumenta el cortisol, reduce la testosterona y cambia la forma en que el cuerpo libera la hormona del crecimiento. Sin embargo, la mayor parte de esta desregulación hormonal se restaura con el sueño de recuperación, así que considera el período de vacaciones como un tiempo para compensarte a ti mismo. Los que duermen mejor también tienen mejor pérdida de grasa.

comer más y entrenar menos
Descansar, comer más y entrenar menos
Cuando estás de vacaciones, siempre habrá la tentación de levantarse temprano antes que el resto de la familia y salir a correr o hacer ejercicios en el jardín. Pero, ¿por qué no usar el tiempo para dormir correctamente? No pongas la alarma. Permítete despertarte naturalmente y obtener los beneficios reales de tu tiempo libre.

Descansa y relájate
Sé sincero conmigo, ¿cuándo fue la última vez que te tomaste una verdadera semana de recuperación o de descanso? Todos sabemos que no es el entrenamiento lo que nos hace más fuertes. El progreso real se logra al tomarse el tiempo para una adecuada recuperación. Sin embargo, para la mayoría de nosotros, las presiones de tiempo que nos impone la vida significan que nos daremos una alegre paliza en el gimnasio muchas veces por semana, pero a menudo lo hacemos a expensas del tiempo que tomamos para cuidar nuestro cuerpo las otras 22 horas del día.

Aunque a menudo te sentirás listo para hacer ejercicio de nuevo a las pocas horas de una sesión, puede tomar hasta diez días para que tu sistema nervioso se recupere adecuadamente de un entrenamiento particularmente agotador. Un estudio reciente mostró que los participantes que siguieron un ciclo de descanso de tres semanas después de un programa de seis semanas vieron respuestas mucho más grandes al ejercicio una vez que se reiniciaron, en comparación con los que entrenaban continuamente. Durante un período de seis meses, hubo una tendencia hacia una mejor adaptación y un aumento de la fuerza en los que utilizaban las fases largas sin entrenamiento.

Si bien es probable que valga la pena hacer algo de ejercicio un par de veces durante tu semana libre, ¿por qué no hacer ese entrenamiento de mantenimiento en lugar de forzarte a ti mismo a hacer ejercicios agotadores? El resto de la semana estará llena de oportunidades para mantenerse activo – llevando árboles de Navidad, limpiando los destrozos que dejaron los parientes y corriendo por la nieve. Deja el interval training para enero.

Y si decides quedarte sentado, también está bien. No perderás tus ganancias si te das unos días libres. Es probable que pases unas cuantas horas digiriendo grandes cenas frente al televisor, así que ¿por qué no pasas este tiempo ejercitando un poco con el rodillo de espuma? Volverás más explosivo, poderoso y mentalmente listo para pulverizar todo.

Consejos para sobrevivir en la vida real
Si alguna vez hay una oportunidad de relajarte sobre tu estilo de vida y divertirte con amigos y familiares, este es el momento. Durante tus vacaciones, probablemente estarás sujeto al estrés de viajar, comprar regalos y tener que lidiar con miembros difíciles de tu familia. No vale la pena preocuparse por el trozo de pastel que comiste. Por favor, sólo disfrútalo.

Alimentación saludable, nutrición, reposo y recuperación, Dormir, Vacaciones, Navidad, recuperación activa, leucina

Entonces, ¿cómo puedes salir de la temporada navideña más fuerte, feliz y listo para continuar hacia tu meta de salud y rendimiento óptimos?

Decide que vas a disfrutar de una determinada fiesta o noche, y luego no pienses en ello.
Quédate a dormir. Duerme en exceso.
Tómate una semana de descanso real y disfruta de un buen número de calorías para la recuperación de combustible.
Deja las zapatillas en casa y dale a los niños un paseo en andas en su lugar.
Concéntrate en el hecho de que estas son maneras científicamente probadas de mejorar la salud y el bienestar, y lo que es más importante, ¡Que tengas unas felices vacaciones!

 

Opera Captura de pantalla_2017-12-14_185339_wallpaperscraft.com

promo3

Anuncios

3 remedios naturales a base de avena que ayudan a mantener un cuerpo saludable

La avena es uno de los cereales más ricos en proteínas, vitaminas del grupo B y grasas insaturadas. Además, cuenta con minerales como el potasio, el magnesio, el calcio, el hierro y el fósforo. Antes se empleaba para tratar problemas digestivos, sin embargo en la actualidad se ha demostrado que también cuenta con propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas, energéticas y diuréticas. Incluso se ha utilizado como remedio para tratar tumores. Como uso externo, las personas se dan baños de avena para contrarrestar los eccemas, el prurito y padecimientos en la piel. Ahora es fácil encontrar jabones, lociones y cremas que incluyen a la avena como componente principal para obtener grandes beneficios.

Zumo con avena para reducir el colesterol
Zumo avena Extrae el zumo de las naranjas para obtener un vaso. Luego bate el zumo de naranja con ¼ de tallo de apio, una rebanada de piña/ananá, ½ manzana, ½ cucharada de avena y una cucharada de miel hasta que todo se integre por completo. Bebe un vaso sin colar cada tercer día.

Batido energético de avena
Batido avena Mezcla una taza de leche descremada, ½ taza de hojuelas de avena, 4 nueces, 1 cucharada de chocolate en polvo y una pizca de canela durante unos segundos hasta homogeneizar. Toma un vaso de este batido al día si es que realizas alguna una actividad física. De no ser así, ingiere 3 vasos a la semana.

Smoothie de avena para combatir infecciones en las vías urinarias
Smoothie avenaBate 1 1/3 tazas de arándanos congelados con 3 kiwis (previamente pelados) y 2 plátanos congelados hasta que quede homogéneo. Aparte mezcla 2/3 taza de hojuelas de avena con 1 ½ taza de agua. Agrega las dos mezclas hasta que se integren. Toma un vaso diario durante una semana, descansa una y repite el proceso. Es importante considerar ingerir 2 litros para mantener los riñones funcionando correctamente.

Por donde lo veas, la avena es un alimento con muchas virtudes para el organismo. Así que no dejes pasar la oportunidad de probarla si es que lo no has hecho aún o prepara estos remedios para darle batalla a ciertos padecimientos.

Tu cuerpo avisa 1 mes antes de un ataque al corazón

El infarto de miocardo o infarto cardíaco, lo que solemos conocer como ataque al corazón, es una de las principales causas de muerte en muchos países. Pero gracias al extenso conocimiento y toda la investigación sobre el tema, afortunadamente ha bajado el número de muertes causadas por infarto en todo el mundo.

La mayoría de las personas que lo sufren, sienten síntomas los días anteriores sin saberlo.

1. Cansancio

Todos estamos cansados a veces y eso es normal. Pero si te cansas con actividades cotidianas como hacer la compra, quizá sea buena idea consultarlo con el médico.

Si te quedas rápidamente sin aliento, consúltalo también al médico.

 

2. Presión en el pecho

Uno de los síntomas más comunes previos al infarto cardíaco es la sensación de presión en el pecho.

El dolor en el pecho se puede extender a varias partes del cuerpo. A veces puede ser en un brazo (muchas veces en el brazo o axila izquierdos), pero también se puede sentir presión en el pecho, el cuello, las mandíbulas, la espalda o el estómago. El dolor suele durar unos 15 minutos.

3. Dificultades para respirar

Antes de un infarto se suelen sentir dificultades para respirar. Esto está causado porque los pulmones no reciben suficiente cantidad de sangre, ya que las arterias están bloqueadas.

Si sientes que de repente te cuesta respirar, contacta al médico.

 

4. Fatiga

Si te sientes, con frecuencia, débil y fatigado o fatigada, puede deberse a que los músculos no reciben la suficiente sangre. La fatiga suele ser uno de los primeros síntomas de infarto.

5. Mareos y sudores fríos

Los mareos pueden ser causados por una reducción del suministro de sangre al cerebro. La sudoración potente puede ser también uno de los primeros síntomas.

Si tienes estos síntomas, consulta al médico.

6. Resfriado/gripe

¿Sientes síntomas de resfriado como tos o fiebre? Tranquilo, la mayoría de las veces se trata sólo de un resfriado. Pero muchas personas no saben que uno se pueden sentir resfriado un mes antes de un ataque al corazón. Consulta con tu médico si un resfriado va acompañado de otros de los síntomas descritos.

Pero es importante también tener en cuenta que los síntomas de un ataque de miocardio pueden variar de unas personas a otras, incluso entre hombres y mujeres. Pero prestando atención a estos síntomas, espero que podamos salvar muchas vidas por todo el mundo.

Comparte esta importante información con tus amigos en Facebook y recuerda cuidar tu corazón.

shutterstock_316289141