para mantener la lechuga crujiente por días

Se necesitan unos minutos para lograrlo y estoy segura les ahorrará mucho tiempo. Sólo sigue estos sencillos pasos…

1.- Lávala, desinfectala y córtala.

2.- Deja que se seque un poco(si tienes centrifugadora… ¡úsala!).

3.- Coloca dos toallitas de papel limpias y secas dentro de una bolsa Ziploc grande y seguido coloca también la lechuga.

4.- Saca de la bolsa todo el aire que puedas y cierra. (Confieso que a veces uso un popote para hacerlo jaja)

5.- ¡Listo!… todo el trabajo lo harán las toallas de papel, sólo tienes que estar pendiente de cambiarlas por unas secas en caso de que estén completamente mojadas.

lecgugaaaa.png